Los transgénicos: Del Plan Patria a la boca

Categoría: foto plana,Guarureando,Robzayda Marcos |

Robzayda Marcos Vera
La Guarura

El problema de los transgénicos antes del Plan Patria:

Interpretando a estudiosos como E. Lander, D. Polanco y A. Avellaneda, se deslumbra que desde hace 64 años los campos venezolanos vienen cultivando semillas modificadas genéticamente y más recientemente (40 años) las modificadas molecularmente (es decir “híbridos” y “transgénicos”).

Híbridos o transgénicos, lo relevante en este caso es que la lógica de la innovación ha colmado el intercambio diplomático agrícola desde los años ’50 por política y jurisdicción agrícola gubernamental, una política dictada a través de la asesoría de Centros Internacionales para el mejoramiento de semillas y redes internacionales para la investigación agrícola; o sea: Nuestro campoha sido cultivado desde una premisa que reza así: “hay que mejorar las semillas”, lo cual deberíamos cuestionar ¿por qué y para qué y para quién el mejoramiento?. Nuestros profesionales universitarios y técnicos han sido formados desde esa misma premisa: “mejorar la semilla, los suelos, las herramientas… todo… mejorar antes de indagar, conocer, valorar nuestra realidad cultural y biológica”, de hecho nuestra agenda científica nacional es regida por la oferta financiera de las Ong´s internacionales que dan empleos particulares o patrocinan a instituciones, lo cual pone en duda la seguridad biológica y geográfica de nuestra patria querida.

La mayoría de nuestros conuqueros, atónitos han obedecido la orden de innovar y mejorar lo que sea, con tal puedan percibir algún ingreso monetario por su agotador trabajo en las tierras del amo; lo mismo hacen los científicos, justifican la penetración y el saqueo biológico y cultural por un sueldo y por el bien del conocimiento y la ciencia, y es bajo esta lógica y el influjo del progreso y las mejoras que las semillas hibridas y transgénicas son posibles desde hace 64 años en un mercado nacional, en tierras venezolanas,en la mano y en la boca de personas que viven creyendo que todo debe mejorar y cambiar pero casi nunca profundizan qué, cómo y a qué precio nos comemos las innovaciones y los mejoramientos dictados por universidades y empresas extranjeras, solo buscan los vegetales más bonitos más grandes y accesibles y los empleos más jugosos y provechosos si eso inquiere algún cuestionamiento global, no importa.

Lo cierto es que en 64 años quizás cambiaron gobiernos y cambiaron nombres y staff de los centros de mejoramiento de semillas, pero la lógica innovativa y la pirámide social de relación: GOBIERNO – CENTROS INTERNACIONALES – EMPRESASAGROINDUSTRIALES, se fortaleció en 64 años y generó una lógica de trabajo, un protocolo burocrático, legal e institucional que se difundió como un deber ser, dentro de nuestras escuelas y facultades de la ciencia y dentro del buró político. ¿Qué proyecto y qué ley actual podría refundar o al menos cuestionar esa lógica y esas relaciones aquí en Venezuela? ¿Cómo revertir 64 años de relaciones sociales y protocolos políticos muy jugosos para empresarios y funcionarios?

Los Transgénicos y el plan patria:

En el debate actual es preciso decir que con espíritu antitransgénico no le estamos diciendo NO a los transgénicos mucho menos estamos frenando el ímpetud de los centros internacionales de mejoramiento de semillas y organismos asociados. No nos dejemos tapar los ojos con ese puñito de arena.

Es muy penoso pero hay que decirlo a tiempo: con la ley semilla y con la mención de la agricultura familiar en el Plan Patria se pretende el mismo rollo que nos ha ocurrido con la ley de tierras y con el artículo 119 de la CBRV, y muchos hermanos de lucha ecologistas y comunicadores callan o creen la infamia del espíritu antitransgénico y el 5to objetivo del plan de la patria. ¿acaso no es urgente decir ciertas complejidades en el asunto?

1.- ¿qué hacemos con 64 años de propagación de semillas modificadas en el país y la contaminación de semillas criollas?

2.- ¿cómo decimos NO a los transgénicos y decimos SI a los objetivos: 1.4.8 ; 1.4.8.3; 1.4.10.1 del Plan Patria que replica la misma lógica de la cuarta respecto a la innovación y mejoramiento en pro de un mercantilismo desbordado a costillas de los pueblos y la diversidad biológica.

3.- ¿si fuéramos positivos con el debate actual, qué peso tendrá la ley de semilla frente a la ley del plan patria? Quizás quede debajo de la mesa como se quedaron los aportes que muchas organizaciones sociales le quisieron poner al plan de la patria pero los mismos duermen el descanso eterno en alguna oficina del IVIC.

Nos matará la evasión del debate público y franco:

Al cierre de esta reflexión pensamos que si en 64 años no hemos muerto por culpa de las semillas híbridas y transgénicas, estamos seguros que si moriremos de tanto evadir el debate público y franco de este proceso social que se desdibuja y que ya asoma su fracaso cultural en los muros y en las mentes de muchos funcionarios e instituciones.

La muerte física se hace leve si la comparamos con la muerte de la confrontación social. Este es un llamado a los diputados, canales de tv oficiales y ecologistas que se complacen o conforman al ver en cualquier ley, términos como: “Consejos Campesinos” “consejos indígenas” “participación”… con esas frases ahogamos el análisis de lo que realmente pasa, no son más que lugares comunes que no hemos tenido a bien evaluar su impactoreal en el proceso de organización de los pueblos para asumir en muchos casos su perversa ejecución en el territorio venezolano.

La realidad en movimiento nos señala que el gobierno anda muy lejos de una política antitransgénicos, de hecho uno de sus principales asesores es SYNGENTA una filial de MONSANTO que ya minó el mercado latinoamericano y da continuidad administrativa del saqueo cultural y biológico de nuestro país. (http://www.syngenta.com.ar/Semillas/cultivoSoja.aspx?menuVert=66).

A cada rato sentimos desaliento al pensar ¿quién estará detrás de las futuras cavas de almacenamiento de semillas que se mencionan en el plan patria en Lara, Carabobo, portuguesa. Estas regiones han sido claves porque en ellas los conuqueros fueron capaces de cubrir en su regazo por muchos años y bajo silencio las variedades de semillas salvajes que garantizan el ciclo eterno de la vida, como lo define Avellaneda. (http://www.youtube.com/watch?v=yD1sHzgZZRM)

Lamentablemente:

“La campañagobierneraantitransgénicos se cae de MADURO.”

“Lo que Chávez enunció en el año 2009 contra los transgénicos fue solo eso, un enunciado”

“Las luchas contra el poder del Estado corporativo y su pirámide de relaciones deben seguir.”

5 respuestas a Los transgénicos: Del Plan Patria a la boca

  1. Estimados compañeros,

    Los que decimos “Sí” a la tecnología transgénicas no es porque respondamos a intereses ocultos. Por favor. Señores. Veamos. Esta idea anti-transgénica y agro-espiritual no hará si no condenar a Venezuela al más penoso atraso en la región. Nuestra (mini) industria biotecnológica debería potenciarse e inspirarse en los ejemplos cubanos, brasileños o indonesios. Ellos, sus científicos, han desarrollado variedades transgénicas criollas con patentes de uso público para beneficio de sus productores y de su pueblo. Es ese el camino, pienso yo.

    Y, por favor, basta de relacionar como si fueran sinónimos a los transgénicos y a Monsanto. No podemos oponernos a la electricidad por la invención de la silla eléctrica.

    Saludos cordiales

    @morontafelix

    felix moronta
    21 enero, 2014 at 2:43 PM
    Responder

    • Hola Felix. gracias por revivir el debate, he ahí la premisa de la participación en vez de decir SI o NO a todo lo que el poder constituido dispone.

      seré breve en mi intercambio contigo, tomaré un fragmento que tu refieres para ser precisa:

      Tu expresas que el espiritu antitransgénico y la agricultura espiritual va a: “condenar a Venezuela al más penoso atraso en la región”

      eso que afirmas es justamente el constructo ideológico y social que un grupo de intelectuales y lideres indígenas han tratado de cuestionar desde los años ’60 y en la guarura también estamos tratando de cuestionarlo, te explico: ¿quién puede demostrar que del siglo XVIII a la actualidad hemos salido del atraso con la asesoría científica de los países desarrollados?? y ojo, esa ha sido la promesa que nos han hecho los imperios desde hace 300 años. o sea que no nos han seducido nada más con la biomedicina sino que nos han tenido hipnotizados desde hace 300 años, con sus inventos. ¿podemos seguir sosteniendo que este tipo de relación con la ciencia poderosa imperial nos va a sacar del atraso?

      HOY SON LOS TRANSGÉNICOS, AYER FUE EL MEJORAMIENTO DE SEMILLA, QUE POR CIERTO FUE EL CONDUCTO PARA ELIMINAR LA GRAN VARIEDAD DE SEMILLAS DE PAPA, MAÍZ, PLÁTANO Y OTROS CULTIVOS QUE ERAN RICOS EN SU DIVERSIDAD, ERAN LIBRES Y ESTABAN EN MANOS DE INDÍGENAS Y CAMPESINOS. ¿QUÉ PASO CON ESE TAL MEJORAMIENTO QUE NOS VENDIERON EN LOS AÑOS ’50? PASO QUE LA AGRICULTURA NACIONAL INDUSTRIAL COMPRÓ LAS SEMILLAS HIBRIDAS CUYA PROPAGACIÓN ESTABA CONDICIONADA AL USO DE AGROQUIMICOS Y SU PROCESAMIENTO QUEDABA LIMITADO AL USO DE MAQUINAS INDUSTRIALES. ESE FUE EL PROGRESO: EL CONTROL DEL ALIMENTO EN AGROINDUSTRIAS Y EMPRESAS DE ALIMENTOS.

      TE INVITO A LEER DOS ENSAYOS: UNO DE ANDRES AVELLANEDA “dEL MAIZ CULTURAL AL MAÍZ COMERCIAL” Y DE EDGARDO LANDER: LA CIENCIA NEOLIBERAL” SE HALLAN EN INTERNET. TE LO PUEDO ENVIAR LUEGO POR ESTE MISMO MEDIO.

      EN FIN. LO QUE ESTAMOS CUESTIONANDO ES EL MODELO Y LAS RELACIONES SOCIALES QUE ESTABLECE EL ESTADO CON LA CIENCIA Y LA ACADEMIA DEL IMPERIO

      Robzayda Marcos
      22 enero, 2014 at 6:04 PM
      Responder

      • Desde el siglo XVIII hasta la actualidad la humanidad ha ganado más del doble en esperanza de vida, por ejemplo. Entre muchos factores, gracias revoluciones científicas biomédicas y biotecnológicas en general. El crecimiento y el enevejecimiento de la población no se pudiera mantener con una agricultura basada en los saberes ancestrales, una agricultura de conuco. Habría primero que decrecer para poder siquiera pensar en esa posiblidad.

        El mundo está hambriento. Decrecer suena a utopía. La biotecnología simplemente es una alternativa que hay que considerar y, sobre todo, no demonizar.

        Aquí un servidor simpre dispuesto al debate fértil, maduro y respetuoso.

        Saludos!

        felix moronta
        26 enero, 2014 at 4:30 PM
        Responder

    • Saludos

      Reflexionando sobre tu comentario, lo siguiente:

      La vida NO se patenta, sea por las tras- o los nacionales (criollos). La vida es esa magia que ha evolucionado por millones de años, y que los hombres y mujeres en nuestra prepotencia somos capaces de hablar de ‘propiedad’. Podríamos decir que es una cuestión de ética de vida, de ¿’tecnología para la vida’ (biotecnología no ingeniería genética)?.

      “los alimentos genéticamente modificados representan un grave riesgo sanitario para las áreas de toxicología y alergia y para la función inmunitaria, la salud reproductiva, metabólica, fisiológica y genética”. American Academy of Environmental Medicine (AAEM). 2009. Genetically Modified Foods., [en línea]. Disponible en: http://www.aaemonline.org/gmopost.html

      Desde mi ignorancia científica, me atrevo adherirme a los avances de la cuántica (Desde Einstein, Planck, Bhör, Heinserberg, entre otros): todos somos energía. Energía y materia es lo mismo, todo es movimiento, vibración (el Brahma de los védicos). Dependiendo de nuestra frecuencia vibracional nos encontraremos en uno u otro estado/dimensión (así como el agua, líquido, sólido, gaseoso, otro. Ya van por las 26 o más dimensiones…).

      El universo es vibración con información (fotones), TODO es energía, todo está conectado (piedra, pensamiento, intención…), TODO nos afecta. De modo que cuando en los laboratorios ‘elaboran’ un transgénico, lo están cargando con toda la energía de ‘matar’ que luego nos comemos. Al igual que la agricultura de los agrotóxicos, del monocultivo, es una agricultura de guerra: matar otros seres vivos que son ‘plagas’, ‘malezas’, ‘patógenos’(“insectos, hongos, otras plantas que no sean las ‘deseadas’).

      Estos avances de la cuántica, nos muestran como la energía (amor o el odio), activa y desactiva el ADN. Ver interesante resumen que realiza el Gregg Branden en http://www.youtube.com/watch?v=VrLu-CIwg1c Y Manel Ballester en: http://www.gamisassociacio.org/video/Dr-Manel-Ballester/ (Ambos ‘científicos’).

      Todo lo ‘científicamente’ mostrado hasta ahora por la cuántica, ya lo sabían los aborígenes con su cosmovisión unificadora del universo, por ello es sagrado, el trabajar la tierra y sus alimentos: ¿’agro-espiritualidad’? . El Chamán Yaki, Don Juan, nos dice: “somos infinitos con una experiencia material’ . Felix, ¿tienes espíritu? Te invito -como a todxs-, acompañarnos en la defensa de la tesis, cosmovisión campesina de Camila La Rosa, en Fagro-UCV. Luego, les preciso fecha pero será antes del 20 de febrero.

      A estas alturas me pregunto, ¿por qué necesitamos transgénicos? ¿Para alimentar ego de hombres y mujeres? ¿Para seguir alimentando la insaciable rentabilidad del agronegocio? Digo, porque entendemos que paliar el hambre, es la mera excusa para seguir manteniendo este sistema de opresión y explotación utilizando el alimento como arma. Lo olvidé, es pa’ desarrollarnos! Sobre esto, podemos dar una larga conversa, por lo pronto te remito a E Dussel en 1492: el encubrimiento del otro, y A Escobar, la invención del tercer mundo.

      Otra cosa, ¿Cuando hablas de ‘intereses ocultos’ te refieres a que la tecnología es neutral? Lo digo por tu solicitud de que ‘dejemos de utilizar como sinónimos a transgénicos y monsanto’.

      Abrazo Felix, bienvenida la diferencia.
      @deliapolanco

      Delia Polanco Loaiza
      26 enero, 2014 at 7:39 AM
      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>